Las ocasiones perdidas

#OcasionesPerdidas #EditorialParaísoPerdido #RodrigoGonzález

Se mueren las ocasiones cuando se mueren nuestros recuerdos en el otro, y se pierden cuando el otro se pierde de nosotros. A veces, las ocasiones —como las de esta Instantánea— nos aparecen en la puerta, basta un tuit o una foto de perfil para encontrarlas, una canción con el título preciso y el beat adecuado. A veces les tenemos que dar unfollow a las memorias amargas para permitirle un follow a un sueño de más de tres horas seguidas. Para que no se evaporen con facilidad hay que embriagarse con las ocasiones, vivirlas, describirlas y zamparse todos los verbos posibles; así, si se nos pierden, todavía tendremos algún rastro de ellas en las entrañas.