Domingo de summertime

domingo de summertime

En Domingo de summertime, Itzel Guevara perfila a diez protagonistas de diversas edades y ocupaciones que se reúnen en torno a la ansiedad, a la inseguridad emocional y a la nostalgia: unas hermanas peluqueras que comparten todo, un ama de casa que se regocija en su eficiencia, una florista que aspira a ser como Lady Di, una joven discípula de Janis Joplin, un comentarista cuya madre está enferma, una escritora vulnerable y vulnerada.

Este libro es un viaje a través del desasosiego, es vivir en ciudades lejanas, sentir el peso de la soledad y la distancia, es un constante vértigo al filo de la nada, y aunque algunos de sus personajes ceden ante la adversidad, también están los que se resignan, los que aceptan su tristeza como sacrificio y se lo ofrecen al amor.

Por las emociones que sufren los protagonistas, y por tratarse de un compilado de historias relacionadas con el machismo, el acoso, el abuso y la depresión, Domingo de summertime podría ser una lectura incómoda para algunos, porque muestra lo perturbador que puede llegar a ser existir, no tener control sobre ningún acontecimiento y estar consciente de ello.

«Cada cuento da testimonio de una profunda grieta imperceptible para el universo hostil que rodea a los personajes, pero no para el lector, quien se ve impelido a mirar más allá de su propia coraza y descubrirse igualmente frágil, tremendamente indefenso ante la realidad». | Ave Barrera