Ajuste de cuentas

Llego a oficinas en las que individuos casi iguales me ofrecen un gesto vacío, piensa uno de los personajes de esta trinca de cuentos. En esas líneas se esconden varias de las claves que aúnan las tres historias que Alejandro Badillo presenta aquí, en forma de libro, con una prosa precisa, madura y que nos lleva pacientemente hacia el abismo en el corazón de sus personajes: un desempleado fantasmagórico, un puñado de enfermos imaginarios y un hombre recién abandonado por su mujer. ¡Lo ven! Individuos semejantes a nosotros sin nada ya en el rostro.

Gabriel Rodríguez Liceaga