Nydia Pando

Guadalajara, 1992. Para explicarse, siempre va en busca de fragmentos. Quizá entonces, la semblanza deba decir fragmentada, le faltan piezas, incompleta, reconstruida, ya nunca volverá al lugar desde donde todo comenzó. Ya nunca quiso volver. Se lamenta la pérdida y entonces, como inquiere Bachelard, busca fragmentos de otros para comprobar su duración; para extenderla. Pero también como la Peri Rossi dice, todo a sabiendas de que Ítaca existe a condición de no recuperarla. Mis cortos regresos es su primer libro publicado.